SIMEBAL

CESM y el SINDICATO MÉDICO DE BALEARES se solidariza con la reivindicación de los médicos catalanes de NEGOCIAR DIRECTAMENTE SUS CONVENIOS.

imprimir
Jueves, 6-abril-2006
General


[COMUNICADO DE CESM] La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), mayoritaria en el sector, y con representación en toda España, desea manifestar de nuevo su más decidido apoyo a la protesta en forma de huelga que han decidido seguir manteniendo los facultativos catalanes.

Lo hace en la medida en que el sindicato Médicos de Cataluña (MC) forma parte de la Confederación, pero también, y sobre todo, porque comparte plenamente la principal de sus reivindicaciones, que no es otra que conseguir algo tan razonable como que la profesión médica esté facultada para firmar convenios laborales por sí misma, en vez, de cómo ocurre ahora, ‘sumergirla’ en el conjunto de una negociación colectiva con el resto de los trabajadores sanitarios, entre los cuales los facultativos siempre están en minoría cuantitativa y, por tanto, no pueden defender adecuadamente sus intereses.

La CESM valora positivamente que durante las últimas 48 horas de intensas negociaciones (tras los tres días de huelga la semana pasada), el Departamento de Salud de la Generalitat se haya mostrado receptivo a la propuesta de MC-CESM de que crear una Mesa de Negociación permanente, estable y exclusiva a través de la cual los médicos pudieran alcanzarse acuerdos vinculantes para los convenios futuros, aunque lamenta que finalmente la consejera Marina Geli no haya concretado en hechos tangibles esa nueva disposición.

A tenor de lo que ha trascendido, la Confederación no considera justificable que la Generalitat se haya escudado en la negativa tajante de la patronal a dicha Mesa, para no dar el paso definitivo en esa dirección. Esta actitud de ‘lavarse las manos’ con que podría definirse el intento de hacer ver que el problema compete sólo a la sanidad privada concertada y al sindicato, carece de todo fundamento, toda vez que más del 60% de los médicos catalanes son empleados directos de la Generalitat a través del Instituto Catalán de la Salud. La consejera no es, pues, un árbitro, sino parte implicada a fondo en la resolución del problema.

Cabe recordar que este viernes, 7 de abril, la OMS celebra el Día Mundial de la Salud, que en la presente ocasión está centrado en la crítica que le merece a la organización supranacional las deficientes condiciones en que ejercen la mayoría de los profesionales sanitarios en todo el planeta. Pensamos que puede ser un buen momento para que los poderes públicos españoles, catalanes y del resto del país, reflexionen sobre la justicia de una reivindicaciones como la aludida.-

miércoles, 05 de abril de 2006.

Publicado por: CESM


Etiquetas