SIMEBAL

ESTATUTO DE LOS MIR

imprimir
Martes, 10-octubre-2006
MIR, FIR, PSIR.

CESM ultima un recurso contra el decreto en la vía contenciosa
Apenas 48 horas después de su publicación en el BOE, CESM ha anunciado que prepara ya un recurso contra la totalidad del estatuto MIR ante la sala Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior.
L. G. Goizueta/Francisco Goiri10/10/2006
El II Foro sobre la problemática de los MIR ha sido el escenario escogido por CESM para anunciar que está ultimando un recurso contra el contenido del decreto que regulará la relación laboral especial de los MIR, aprobado el viernes por el Consejo de Ministros (ver DM de ayer) y publicado el sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El sindicato más representativo de los médicos, y firme opositor de la norma, ha confirmado a DM que impugnará el texto ante la sala Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia.

“Lo dijimos en su día , y la decisión está tomada. No sé el tiempo que tardarán en materializarse los pertinentes trámites jurídicos, pero en cuanto se den esos pasos la impugnación será un hecho”, ha confirmado Carlos Amaya, secretario general de CESM. Como ya adelantó José Ramón Oncins, asesor jurídico del sindicato, el recurso se fundamenta en la ausencia de trámite de audiencia y en la posible contradicción del estatuto MIR con la directiva europea que prohibe la discriminación del trabajador temporal.

Críticas de Aemir
Belén Alonso, presidenta de la Asociación Española de Médicos Internos Residentes (Aemir), ha aprovechado su presencia en el II Foro MIR para reiterar sus críticas al decreto: “La Administración hace las cosas de forma unilateral, tratando de convencernos a última hora, y el resultado es una norma muy deficiente, sobre la que todavía hay que plantearse muchas preguntas”.

Jornada y retribuciones siguen siendo el principal foco de críticas.

Alonso afirma que la subida salarial del 18 por ciento en el sueldo base del residente “no es un aumento real, porque es de aplicación en tres años”.

Sobre las jornadas de guardia (el decreto refleja que no pueden exceder de siete al mes), la presidenta de Aemir ha indicado que “siete ya nos parece un máximo peligroso, entre otras cosas porque las necesidades asistenciales de los servicios harán que seguramente sean muchas más”.

Etiquetas