SIMEBAL

CONVENIO OFICINAS DE FARMACIA

imprimir
Martes, 26-febrero-2008
FARMACÉUTICOS

DETALLES Y CONCLUSIONES DEL NUEVO CONVENIO
DE OFICINAS DE FARMACIA 2007 – 2010

Bartomeu Llull
President secció farmacèutica
del SIMEBAL.

Coincidiendo con el pesimismo del ministro Bernat Soria y sus “secuaces” (Capilla, etc.) respecto a la inminente y esperada sentencia de la UE respecto a liberalización de la farmacia en España, se deja casi sentenciado el convenio nacional de oficinas de farmacia 2007 – 2010 (puedes verlo en google.com) después de año y medio de “tira y afloja” y para vergüenza de nuestra profesión.

Y digo “casi” porque el contencioso entre las patronales FEFE y FENOFAR no estará definitivamente resuelto hasta el próximo 16 de abril, cuando tenga lugar la vista de la denuncia formulada por el segundo contra la mesa de negociación. Sólo después el convenio será publicado en el BOE.

Y digo “vergüenza”, porque en el trascurso del convenio se han dejado ver las miserias más profundas de nuestra profesión, no sólo por el año y medio sin convenio que hemos padecido, sino también por el preámbulo político inicial del convenio que la patronal se “empeñó” en introducir y que provocó que UGT .- defensor de los adjuntos – no firmara finalmente el documento. También fue vergonzoso el comportamiento de los demás sindicatos de la mesa : CCOO y CEAFAEF (defensora de técnicos y titulares) que se apuntaron al “carro” de los titulares vendiendo barato su veto.

Pasando a la valoración del contenido del convenio, hay opiniones según el cristal del que se mire. Mientras la patronal y los sindicatos ( CCOO y CEAFAEF ) lo califican de “necesario y positivo para los trabajadores” ; UGT lo tacha de “insuficiente con más retrocesos que avances”. Por nuestra parte, y así lo manifesté a la FEFE Balear, consideramos que el convenio navega entre luces y sombras, sin avances significativos y que sin duda los “ganadores” de esta negociación han sido : la patronal y los técnicos en farmacia. Estamos pues más cercanos a la posición de la UGT (la no firmante), si bien entendemos que había otros motivos más importantes para no firmar el convenio que el famoso preámbulo de la patronal.

La patronal se ha cubierto las espaldas a la espera de la aplicación del RD 5/2000 que definirá el margen de las farmacias; han sabido asegurarse su beneficio ofreciendo pírricos aumentos para los adjuntos por las mismas horas trabajadas. Eso sí, no hablan los titulares de las bonificaciones y descuentos que reciben y que tanto mejoran los números de sus ganancias y que sin duda compensan cualquier pérdida por margen. El preámbulo político que abandera la patronal recuerda que la farmacia rural pagará los platos rotos de la caída de los márgenes de benefícios que se avecinan, como medida de presión al gobierno y a costa del mísero sueldo del adjunto que será, si futuros convenios no lo remedian, una “especie en extinción”. Además, el RD 5/2000 se refiere a la facturación de medicamentos y en la farmacia, como sabéis, se venden además otros productos.

Por su parte los técnicos han visto reconocida y ampliada su labor en la farmacia revalorizándose su papel de “colaborador” del farmacéutico y equiparándose a las demás categorias de técnicos que pueblan actualmente las boticas, muchos de ellos ahora calificados como : “categorias a extinguir”. Una felicitación para este colectivo, sin duda mejor representado y valorado que el nuestro.

La “guinda” del pastel se sitúa en el art. 9.4.4 por el que se establece un canon mínimo de 150 Euros a una “comisión paritaria” creada para interpretar, seguir el cumplimiento del convenio y resolver las diferencias que surjan en la aplicación del mismo. O sea, que encima para consultar hay que pagar. No les basta con tener a licenciados “mileuristas” en sus plantillas, sino que también hay que vivir esta última “humillación” en una cláusula desconocida por los propios sindicatos firmantes.

Los “avances” (?) del convenio se refieren a temas de carácter más “social”, como el de la formación, la conciliación de la vida laboral y familiar o la no discriminación de género. También se han clarificado las categorías profesionales en la farmacia y en un anexo aparecen unas tablas de retribución más claras y manejables. Para mí, y sin ánimo de menospreciar esos temas, estos avances eran casi de inclusión obligada en el convenio y se nos han vendido como “regalos”.

Me temo que seguimos en la miseria, compañeros/as.

Ahora nos toca a nosotros negociar con la patronal Balear el “Convenio Autonómico Balear de oficinas de farmacia” y con la intención de mejorar “algo” lo que tenemos. Me espero una patronal cerrada y poco generosa; aleccionada desde Madrid para que no ceda un ápice en materia de retribuciones y horas laborales. En breve os informaré de los puntos que acordamos finalmente negociar con la patronal.
Por nuestro esfuerzo no quedará.
Os iré informando.

Un abrazo.

Etiquetas