SIMEBAL

BREVE RESEÑA NEGOCIACIONES CON IB-SALUT PARA EVITAR LA HUELGA. POR Dr. JOAN RIERA. FUNDACIÓN SON LLATZER

imprimir
Sábado, 5-abril-2008
General

Negociaciones IB-SALUT 14 de marzo – 4 de abril 2008
Los médicos de la Sanidad Pública balear, tras un seguimiento mayoritario de la huelga declarada en marzo, decidieron dar una oportunidad a la capacidad negociadora y de diálogo del equipo gestor del IB-Salut, dirigido por JL Pomar.
El reto era importante, sustituir un diálogo entre los dos representantes del IB-Salut y del Sindicato Médico, por 5 mesas de negociación para cada uno de los temas objeto de las reivindicaciones médicas. Estas mesas estarían compuestas por expertos de ambas partes en los temas concretos, lo cual de entrada garantizaba, al menos inicialmente, un intercambio fructífero de puntos de vista. Las negociaciones tenían un límite, el 4 de abril de 2008, para dar respuestas concretas y replantear la tregua ofrecida a la administración.
El resultado ha sido decepcionante, ninguna de las mesas ha podido llegar a un mínimo acuerdo de partida.
Una de las mesas más problemáticas, por su repercusión en el presupuesto de la sanidad balear, era la encargada de negociar el nuevo precio de la hora de guardia y definir los principales conceptos de atención continuada, que en la actualidad no tienen un marco concreto y están sujetas a los acuerdos internos de cada hospital o centro de salud.
En este tema tan sensible, la decepción dio paso a la indignación. Nos sentimos engañados. Se produjeron dos reuniones. En la primera, nuestros representantes acudieron con la debida preparación y documentación sobre el tema, con una propuesta concreta abierta a plazos de negociación. El silencio, la ausencia de propuestas y la falta de preparación fueron las respuestas. Los médicos se ofrecieron a proseguir con las reuniones a pesar del inicio de las vacaciones. Pero por lo visto en el IB-Salut el concepto de atención continuada es realmente teórico. La segunda reunión fue suspendida, sin previo aviso el mismo día. Finalmente a instancias del sindicato se consiguió pactar una última reunión el miércoles 2 de abril. En esta reunión los representantes del IB-Salut plantearon que no estaban autorizados a negociar nada más que la inicial oferta de 21 € /hora de guardia y proponían a partir de esta aumento, iniciar un abordaje global del concepto de “guardia”, orientado a aumentar la productividad.
No es ético pactar una tregua a cambio de negociación, cuando no se está dispuesto a negociar nada. Para llegar a este punto, no hacía falta revestir una falsa negociación de innovaciones en la gestión y hojas de ruta prometedoras. Los gestores no han estado a la altura que el conflicto médico balear precisaba. Han despreciado la voluntad de soluciones de los médicos, su compromiso con la asistencia y su determinación para agotar todos los recursos antes de tomar medidas que desgraciadamente perjudicarán a los pacientes.
Nosotros hemos cumplido. El IB-Salut, no. Nos vemos obligados a retomar las medidas de presión, como única salida que nos deja una administración sorda y cerrada a cualquier negociación. La responsabilidad de esta situación no está ni en los hospitales ni en los centros de salud.

Etiquetas