SIMEBAL

LA MINISTRA QUIERE “CONTENER” NUESTROS SALARIOS E IGUALARLOS: ¿A LA BAJA?

imprimir
Viernes, 19-marzo-2010
General

Ayer la ministra de Sanidad declaró que el Gobierno estatal y los gobiernos de las CC.AA. han acordado adoptar políticas comunes para gestionar el personal de los servicios autonómicos de salud y “homogeneizar” los salarios de los profesionales en todas las comunidades autónomas, ya que: “en contexto de crisis el esfuerzo de austeridad debe ser planificado desde todas las administraciones”.

Estamos de acuerdo con esta última frase, pero la austeridad bien entendida debe ser en lo prescindible, no en las prestaciones de salud pública, ni en los menguantes salarios -por la pérdida constante y anual de poder adquisitivo, acumulada por el desfase IPC-subidas, el aumento de las retenciones IRPF, aumento del IVA,…- de los profesionales de la Sanidad.

La Ministra reconoce que los recursos humanos del SNS “no son competencia de su ministerio”, pero que los consejeros de Salud autonómicos exigen “contener la masa salarial e intentar aprobar unos criterios retributivos comunes para todo el SNS”.

Sorprende esta extraña unión de los consejeros de salud, de distinto signo político, para promover la unificación de las retribuciones del personal sanitario. Nada objetariamos si se nos igualara al alza, aunque nos tememos que lo que quieren es recortar nuestros salarios mediante la politica del espigueo: buscar donde se paga menos por cada concepto para igualar por abajo. Hay despilfarros variados que recortar antes de atacar a los salarios de los trabajadores de la Sanidad Pública.

Ahora bien, una medida ilegal, como la que proponen los consejeros de salud tendente a la rebaja salarial, no se logrará sin una grave conflictividad, ya que resulta contraria al derecho a la negociación colectiva, e incluso a la legislación vigente: las dos nórmas de bases de aplicación universal a todo el personal estatutario en todo el Estado: el Estatuto Básico del Empleado Público y el Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud; normas que ya establecieron esos “criterios retributivos comunes” , al mismo tiempo que dejaron otros a desarrollar mediante la negociación colectiva en cada Servicio de Salud.

Sepan, por tanto, los consejeros de salud que los sindicatos no permaneceremos impasibles ante los pretendidos retrocesos que se tratan de perpetrar. En lo único que aceptariamos una uniformidad total es en el sistema de carrera profesional, dado el principio de movilidad en el SNS, siempre claro está que no se retrocediera un ápice en los avances sociales.

Etiquetas