SIMEBAL

SIMEBAL ANTE LA ESCASEZ DE SUSTITUTOS EN LOS CENTROS DE SALUD.

imprimir
Jueves, 14-julio-2016
General

 Como era previsible y se advirtió oportunamente  por el SIMEBAL, recogiendo el parecer del ochenta por ciento de los coordinadores de equipos de atención primaria de  Mallorca, quienes en  diciembre último cuestionaron la viabilidad de la apertura de los centros de salud en horario vespertino sin los recursos humanos necesarios, el caos asistencial se generaliza en los consultorios y perjudica el buen funcionamiento de los equipos de atención primaria.

 En la Isla se ha padecido  a menudo  un déficit de sustitutos debido a la confluencia de varios factores. La precariedad contractual con que la Gerencia de Atención Primaria obsequia a los médicos formados en Mallorca provoca que muchos deserten de la sanidad pública insular en busca de estabilidad en clínicas privadas o en territorio peninsular,  donde pueden encontrarse mejores condiciones laborales que las ofrecidas por  IB-Salut.

 Además, desde el año 2012 la bolsa de contratación temporal está bloqueada y no pueden acceder a ella los MIR de Medicina de Familia formados aquí. Asimismo, la última oferta de empleo público fue en  el 2009 y aún no hay previsión alguna para la siguiente. Lo anterior pone de manifiesto la deficiente gestión del IB-Salut para garantizar la contratación temporal y de sustituciones, así como una mínima estabilidad  y la dotación de las plazas fijas necesarias.

 La conjunción de esas circunstancias produce un panorama desolador:

- Dificultades para mantener abiertos los consultorios en los equipos de atención primaria durante el periodo estival, punto álgido poblacional. Debido a la ausencia de sustitutos en las consultas se recortan las citaciones, demorándose la asistencia previa cita hasta los 10 días.

- Sobrecarga de trabajo de los profesionales, teniendo que asumir sus propias agendas ya de por sí saturadas y además añadir los pacientes de las consultas no sustituidas. Y todo ello a coste cero, ya que ese trabajo impropio no se retribuye, lo que genera un notable malestar.

-Cierre de consultas ante la ausencia o indisposición de cualquier profesional. No hay sustitutos para cualquier mínimo imprevisto, en ocasiones incluso en situaciones de IT. Consultas cerradas durante varios días, siendo atendido el personal por otros profesionales del centro. En el caso de llegar a sustituirse , se improvisa ocupando durante una semana, varios profesionales la misma consulta, situación que lleva a un detrimento de la asistencia.

- En la Part Forana, hay serias dificultades para cubrir las guardias. Se sobrecarga de horas de trabajo al personal activo para intentar suplir las carencias, con el riesgo que esto conlleva.

- La pediatría, es el servicio principalmente afectado. Actualmente el déficit de pediatras y médicos de familia que refuerzan las plazas de pediatría, está bajo mínimos. Consecuencia : cierre de consultas y centralización de la pediatría en PAC entre semana.

- Cierres de Unidades Básicas de Salud por el mismo motivo. Esto conlleva a que la población tenga que desplazarse  demasiado lejos para ser atendida.

-Imposibilidad de realizar ningún programa de cronicidad y deteriorándose los trabajos en equipo, así como la docencia y tutoría de los MIR de Familia.

 La situación hasta septiembre solo puede empeorar. Algunos coordinadores, dada la situación, plantean el cierre de los centros de salud en horario vespertino, hasta que la situación se regularice. Ello permitiría la utilización del personal sustituto para los equipos de atención primaria en horario de mañanas al objeto de cubrir lo mínimo imprescindible. Las tardes se centralizaría la asistencia en los PACS, anulando así las consultas en este horario.

Lamentablemente esta situación era previsible y así se advirtió, el tiempo no ha hecho más que dar la razón a los coordinadores de los centros de salud y al Sindicato Médico.

Etiquetas